Llamenos:(593) 07-288-7442 | 07-281-8416Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-140
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

¿Por qué salen las ojeras? Es una pregunta muy común, entre hombres y mujeres. 

la obstrucción de los senos nasales ocasionada por una alergia provoca inflamación de pequeños vasos sanguíneos cerca de la superficie de la piel, lo que causa que algunas zonas alrededor de los ojos y nariz se oscurezcan.

La nariz está compuesta de una parte externa y otra interna.
La externa es lo que se ve: una nariz respingada, ancha, aguileña, etcétera, y es lo que se corrige con la llamada rinoplastia, que la realizan los mismos otorrinolaringólgos o los cirujanos plásticos.

La interna corresponde a la parte respiratoria. En esta se encuentra el tabique, que es la pared dentro de la nariz que la divide en dos fosas, una izquierda y otra derecha. Los cornetes son estructuras internas que sirven para calentar el aire, para darle presión, dirección para canalizarlo al pulmón bajo ciertas condiciones y ayuda a la ventilación de los senos paranasales (ubicados alrededor de la nariz, por debajo, encima y entre los ojos).

“Si solo se hace una operación estética, pero no se arregla el problema interno, las dificultades para respirar seguirán”, indica el Doctor especialista en Otorrinolaringología 

Los especialistas explican que la cirugía de la parte interna nasal se denomina septumplastia (operación de tabique), y si operan los cornetes se denomina turbinoplastia. En algunos casos, los cirujanos realizan ambas operaciones cuando así lo requiere el paciente.
Los candidatos a una operación son aquellos que tienen dificultad respiratoria, previa confirmación del problema mediante una exploración que efectúa el otorrinolaringólogo, en la cual se introduce un espéculo (instrumento que permite observar las cavidades del organismo con una luz al final) y se observa el interior de la nariz, o también por una endoscopia. Esta consiste en la introducción de un tubo de fibra óptica que va conectado a una videocámara cuya imagen se proyecta en un monitor y permite ver todas las cavidades internas de la nariz.

Origen de las obstrucciones
Las obstrucciones en la nariz se pueden originar por diversos motivos. Se señala que cuando estas se presentan, los senos paranasales no se oxigenan bien por la desviación. Como síntomas –indica– se producen dolores de cabeza que pueden ser frontales con secreción nasal, la respiración por lo regular es por la boca y, al hacer ejercicios, la persona se cansa.
La situación se torna peor cuando existe una complicación añadida como la sinusitis o inflamación aguda o crónica de los senos paranasales, causada por trastornos anatómicos o una infección bacteriana.

La malformación de los cornetes generalmente la provocan las obstrucciones en la respiración. Están ubicados a los lados de la nariz y son seis en total: tres por cada lado del tabique.

Entre los cornetes existen espacios que se denominan meatos, que son inferior, medio y superior. En el meato inferior termina el conducto lacrimonasal. Por eso al  llorar se congestiona la nariz, porque las lágrimas salen por el conducto interno y terminan en el meato inferior. El meato medio, que está por dentro del cornete medio, es el más importante. A través de ese se da la comunicación con las cavidades anteriores de la cara.

“Cualquier enfermedad u obstrucción que produzca un taponamiento entre los meatos origina inflamaciones, sinusitis y poliposis, que es la degeneración de la mucosa nasal o de los senos paranasales debido a la mala ventilación”, anota Valdano.


La operación
La cirugía moderna es la endoscópica, que se realiza con instrumentos especiales que se introducen en los orificios de la nariz, mientras por una videocámara se observa todo el proceso de la operación a través de una pantalla. Esto permite dejar sin cicatrices al paciente.

En una operación de tabique el cirujano realiza un corte por dentro de la columela (parte interna de la nariz), dependiendo de la técnica que se vaya a usar. Normalmente se usa la técnica de Cottle. Mediante ella se diseca la mucosa interna, tanto la pared como del piso nasal. Luego se extraen las desviaciones tanto óseas como cartilaginosas, se reacomoda la estructura y los tejidos quedan totalmente repuestos. El problema de desviación queda solucionado y exteriormente la nariz se ve exactamente igual.