Llamenos:(593) 07-288-7442 | 07-281-8416Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-140
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

5 posibles reacciones después de vacunar al niño

Tampoco podemos obviar que las vacunas pueden provocar algunas reacciones y que pueden tener efectos secundarios. Conviene observar al niño por si siente algún malestar después de la vacuna por si se produce alguna reacción. Estas son las reacciones más frecuentes que pueden provocar las vacunas infantiles.

- Hinchazón. Como las vacunas se administran generalmente por medio de una inyección, algunos niños presentan una hinchazón en la zona donde le han pinchado. No reviste gravedad y se calma aplicando una compresa fría.

- Dolor. El dolor en la zona donde se ha puesto la vacuna es uno de los efectos secundarios más habituales. Generalmente el dolor es muy leve y se pasa al cabo de unas horas pero puede que haga falta darle al niño un analgésico, siempre bajo supervisión médica.

- Enrojecimiento. Algunas de las sustancias que contienen las vacunas pueden provocar el enrojecimiento en la piel del niño. No es un efecto secundario muy habitual tras una vacuna, por lo que conviene consultar con el pediátra para tratar la zona afectada y comprobar que no se trata de una alergia.

- Fiebre. No ocurre con todas las vacunas y tampoco en todos los niños, pero es posible que aparezca algo de fiebre después de ponerle la vacuna. Administrarle un antipirético bajo la supervisión de un pediátra y controlar que la fiebre no sea demasiado alta es lo más recomendable para esta reacción.

 - Humor. Ponerse una vacuna no es plato de buen gusto y menos para un niño, por eso es frecuente que se pongan a llorar o se enfaden después de la vacuna. Esto se soluciona manteniendo al niño entretenido en alguna actividad que le guste, pero también explicándole la importancia que tienen las vacunas para su salud.