Llamenos:(593) 07-288-7442 | 07-281-8416Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-140
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

¿Mucho frio en estos días? Pues debes saber que a pesar de que la piel cuenta con sus propios medios de autodefensa, los factores climatológicos adversos, como el frío y el viento, la pueden debilitar provocando graves trastornos e incluso su envejecimiento precoz.

 

Los cambios bruscos de temperatura a los que es sometida nuestra piel en estos días, deterioran su capa hidrolipídica, dejándola desnuda frente a las agresiones externas, con ello se acentúa la pérdida de agua y aparece la deshidratación. Los síntomas que la acompañan son: sequedad, descamación, falta de brillo e incluso pequeñas heridas.

Te recomendamos seguir los siguientes consejos: 

HIDRÁTATE:

La exposición al frío y a cambios bruscos de temperatura afecta la hidratación de la piel. La constante exposición a los elementos naturales en locaciones frías produce resequedad e irritaciones. Por tal razón, es muy importante mantener la piel hidratada en todo momento.

Antes de aplicar una crema humectante en cualquier parte del cuerpo es recomendable dar pequeños golpes con los dedos o masajear la zona de la aplicación para fortalecer las paredes de los vasos capilares y asegurar una máxima absorción en la piel. Usa una crema hidratante según tu tipo de piel.

BÁÑATE EN MENOS TIEMPO

A pesar que los baños con agua caliente son lo mejor, en temporadas de frío es recomendable tomar baños cortos con agua tibia ya que los cambios de temperatura repentinos son perjudiciales para la piel al causar el rompimiento de vasos sanguíneos. Para evitar molestias, después de tomar una ducha corta cúbrete y protégete contra el ambiente de aire frío para mantener el cuerpo caliente.

ALIMÉNTATE BIEN

La piel no sólo es sensible a los elementos externos. También es susceptible a los alimentos que consumimos. Por tal razón es recomendable evitar el consumo de café y alcohol que la deshidratan y en su reemplazo, comer frutas y verduras crudas que son alimentos ricos en agua o salmón que es una comida rica en ácidos omega tres. Complementa tu alimentación con un mínimo de 3 vasos de agua al día. Recuerda que lo que comes contribuye de manera directa al cuidado de la piel.

EXFOLIACIÓN

Incluso en un clima frío es importante ayudar a tu piel a eliminar células muertas realizando una exfoliación una vez a la semana; esto ayuda al cuidado de la piel porque estimula la producción y regeneración de las de células haciendo que la piel se vea radiante.

 

Siguiendo estos consejos cuidarás de la mejor manera tu piel del frio y podrás disfrutar de todas las actividades que las vacaciones ofrecen en esta temporada. Recuerda que una piel saludable es una excelente compañera de una vida feliz.