Llamenos:(593) 07-288-7442 | 07-281-8416Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-140
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

La mayor parte de la gente acude a un médico cuando se siente enfermo o porque presenta algunos síntomas que indican que algo no anda bien. Y es que en realidad para una gran mayoría la medicina girar sólo alrededor del diagnóstico y tratamiento de enfermedades, cuando en realidad se debe priorizar y dar la debida importancia a la prevención.

Aunque por lo general todas las personas deberían, sin excusa, hacerse chequeos médicos una vez al año, existen excepciones en los que se debe poner más énfasis, ya que cada caso en salud es particular porque se debe adaptar según antecedentes familiares, personales y estilo de vida y en personas sometidas a un ambiente laboral nocivo, ya que en estos casos los factores de riesgo aumentan.

Por tomar un ejemplo, el cáncer en ciertas ocasiones, puede ser tratado exitosamente si se lo detecta en los primeros estadíos de su evolución. Por ello, los controles periódicos son de vital importancia, así el médico internista evalúa al paciente, y  si detecta algo, deriva al paciente con un especialista para que éste analice e interprete signos y síntomas, y realice el diagnóstico correcto. Otro rol clave de la prevención, a través del cual se obtienen importantes resultados, es la promoción de cambios de hábitos y estilo de vida que a veces son generadoras de enfermedades. Se sabe a ciencia cierta que el consumo de tabaco, por ejemplo, está asociado a una serie de tumores y de enfermedades pulmonares y cardiovasculares.

 

De acuerdo con tu edad, las particularidades de tu historia familiar, tus hábitos y estilo de vida, tu médico podrá recomendarte una serie de conductas, como por ejemplo:

- Vacunación.

- Alimentación, actividad física y otros hábitos saludables.

- Control de factores de riesgo.

- Prevención de accidentes, adicciones y enfermedades.

 

Es imprescindible tomar responsabilidad en el cuidado de la salud, realizar controles médicos periódicos que permitan detectar precozmente ciertas enfermedades y recibir las indicaciones adecuadas para modificar hábitos de vida que puedan ser perjudiciales para la salud.