Llamenos:(593) 07-288-7442 | 07-281-8416Ubicado en Av. Miguel Cordero 6-140
y Av. Solano, Cuenca, Ecuador

Menu

Los bebés pueden llorar fuertemente por muchas horas, aún cuando estén bien comidos, cambiados y muy cómodos. Este llanto puede ser muy intenso y aparenta ganas de molestar del bebé. Puede ser muy estresante para los padres y es importante saber que los largos periodos de llanto del bebé generalmente desaparecen cuando el bebé tiene alrededor de 3 meses de edad.

 

 

¿Porqué los bebés son proclives a sufrir de cólicos?

No conocemos con toda seguridad las causas del cólico, nunca ha sido demostrado si hay algún tipo de problema en el aparato digestivo de los bebés que lloran mucho. No hay una evidencia sólida de que el problema se deba a gases, digestión o alergias a los alimentos.

El llanto hace que los bebés traguen aire. Esto produce eructos, por lo tanto deben apretar los músculos de su abdomen y de esa manera forzar el aire hacia fuera a través del recto. Muy probablemente los niños con estas molestias son difíciles de manejar. Los niños que lloran bastante son mas sensibles, irritables y difíciles de calmar, usualmente son más activos, pero muy delicados y normalmente no aceptan ningún tipo de actividad para calmarlos.

¿Cómo puedo ayudar a un niño que sufre cólicos?

Los niños sanos usan el llanto como un medio de comunicación. Sin embargo, los padres comúnmente se sienten responsables cuando los bebés lloran y esto puede causar mucho estrés y tensión en las familias. Trate de recordar que el cólico en algún momento va a ceder, los cólicos durante los primeros tres o cuatro meses no tienen efecto alguno en la salud del bebé en los años futuros.

Algunas medicinas que se venden sin prescripción no han demostrado ser suficientemente efectivas para los cólicos de los bebés. Debe conversar con su doctor antes de administrar al bebé algún tipo de medicina. Esto incluye medicinas a base de hierbas. No hay una respuesta de cómo reducir el llanto de un bebé que sufre de cólico.

Sin embargo las siguientes sugerencias le pueden ser de utilidad:

- Tratar de llevar una rutina regular para los bebés que lloran.

- No altere el horario regular realizando muchos esfuerzos para calmarlo.

- Los bebés deben ser arropados cómodamente y manejados de una forma muy cuidadosa y gentil.

- Reduzca los niveles de ruido y de luz, muchos bebés se calman cuando existen ruidos repetitivos o vibraciones fijas como el de una aspiradora o un lavador de platos. Se puede probar una mecedora o un paseo en el carro.

- Lleve al bebé junto a su pecho cuando no esté llorando, esto también puede reducir los episodios de llanto.

- Chequee o verifique con su doctor antes de diagnosticar un cólico usted mismo.

 

¿Qué se debe evitar hacer?

- Nunca sacuda a su bebé.

- No lo sostenga por mucho tiempo cuando este molesto.

- No lo meza (excepto en una silla mecedora) ni sacuda, de palmaditas una y otra vez.

- Para los bebés que toman biberón el cambio de las fórmulas usualmente no ayuda a reducir los cólicos.

- Los cólicos se presentan tanto en bebés que son alimentados con el pecho o por medio del biberón.

- El darle alimentos tales como cereal porque piensa que su bebé está hambriento no reduce el llanto. Más aún, es difícil introducir el cereal porque el bebé todavía no ha aprendido a aceptar la cuchara.

 

Algunos bebés pueden tener alergia a la leche de vaca o a la proteína de soya. Usualmente van a tener molestias más allá de los 3 meses que es el período en donde se presentan con más frecuencia los cólicos, más aún si existen algunos miembros de la familia que sufren de enfermedades alérgicas como asma o eczema. Estos bebés pueden tener diarrea y deposiciones con moco, vómito y pequeñas cantidades de sangre en sus deposiciones, (esto se confirmará por un test que el Pediatra ordene). Para los bebés con este tipo de alergia el cambio a una fórmula diferente puede ayudar. Es necesario que usted consulte esto con su médico antes tomar cualquier decisión.

¿Qué puedo hacer con el estrés?

El hecho de que su bebé esté muy molesto no significa que usted no hay hecho bien su trabajo como madre o padre.

Cuide de que todas las necesidades de su bebé sean satisfechas, tales como cambiar los pañales mojados, darle afecto y alimentarlo a tiempo. Entonces escoja entre dejar llorar a su bebé o tratar de darle algún tipo de ayuda para que se calme. No se preocupe acerca de que va a “malcriar” a su hijo por cargarlo demasiado. Todavía hay mucho tiempo para establecer rutinas una vez que este período de mucho estrés haya pasado. Si usted se siente demasiadamente preocupado o estresado es importante que pregunte a otros miembros de la familia y amigos que le ayuden con el cuidado del bebé. El que usted descanse o se aleje por un período de tiempo le dará mayor energía para continuar cuidando a su bebé.

Es difícil el reconocer si como padre o madre está reaccionando en forma exagerada o no está tomando en cuenta el llanto de su bebé. Si tiene alguna duda acerca de esto, por favor converse con su pediatra quien le explicará con mayor detalle.